Saltar al contenido

Bonos

invertir-en-bonos

Los bonos se trata de un tipo de inversión de renta fija en el que el inversor aporta un capital a largo plazo (por ejemplo, 10 o 20 años) y a cambio recibe un cupón anual con una rentabilidad fija predeterminada.

Los bonos pueden ser públicos (estatales) o privados.

Hay que tener en cuenta que con los Bonos es posible invertir de dos maneras opuestas:

Podemos entregar el capital antes de que termine el plazo completo y dedicarnos a cobrar un cupón anual sin sorpresas (algo así como cobrar los dividendos anuales de las acciones de la empresa). Sería algo así como un depósito a plazo fijo.

Podríamos entrar en el mercado secundario y tratar de especular con la compra/venta de Bonos (como hacemos con las acciones en la bolsa de valores).

En el segundo caso, debemos considerar que aunque se llama renta fija, la volatilidad del mercado (y por lo tanto las pérdidas) puede ser alta.

Todo lo que debe saber para invertir en bonos

Para invertir en una compañía, no tienes que pensar sólo en acciones. Los bonos corporativos son una buena alternativa a la previsión de los tipos de interés.

Los bonos corporativos son títulos de deuda emitidos por grandes empresas que dan acceso a un rendimiento fijo – como el CDT – y se benefician de la empresa emisora y de la economía como acciones. “Un bono será más rentable si los tipos de interés de la economía bajan durante su vida”, dice Wilson Tovar de Equity and Securities.

Invertir en bonos es a la fija

Invertir en bonos corporativos es equivalente a prestar a compañías como EEB, Argos, Ecopetrol y muchas otras. Así, su rentabilidad nominal será fija y estará determinada por los intereses que estas empresas emprendan. Así, cuanto menor sea la calidad crediticia de un emisor de bonos (mayor probabilidad de impago), mayor será la rentabilidad requerida.

Mucho para escoger en bonos

Aunque la mayoría de la gente tiene bonos hasta el vencimiento, un inversor puede venderlos antes en el mercado secundario. En caso de caída de los tipos de interés del mercado, el precio y el rendimiento del bono aumentan a medida que los flujos de efectivo generados por el papel se descuentan a un tipo inferior (y viceversa). Además, en este mercado se pueden obtener instrumentos con cualquier plazo y diversas referencias.

Acceso a invertir

Aunque el acceso a este tipo de inversión es posible de forma individual, la compañía de corretaje cobra una comisión por cada transacción de compra y venta. Por lo tanto, se recomienda hacerlo a través de carteras colectivas especializadas en este tipo de instrumentos.

Como garantía

Un bono de más de 10 millones de dólares puede servir de garantía para un “préstamo” a través de transacciones especializadas conocidas como “repo”, “sale/purchase back” y “cuentas de margen”, entre otras.

Recomendaciones para invertir

Utilice el asesoramiento de personas certificadas por la Autoridad de Autorregulación del Mercado de Valores (AMV) y hágalo a través de intermediarios efectivamente autorizados por la Dirección Financiera.

Revise los estados de cuenta que le envíen y pregunte si tiene alguna duda.

Te puede interesar invertir en bienes inmobiliarios

Qué son los bonos y cómo comprar bonos