Saltar al contenido

¿Qué son los fondos de inversión alternativos?

fondos-de-inversión-alternativos

Los fondos de cobertura también se conocen como fondos de inversión alternativa o fondos de cobertura. Son productos financieros que buscan generar rendimientos positivos en todas las condiciones del mercado.

La idea se basa en un intento de decoración a partir de los movimientos del mercado, es decir, tomar una posición neutral en relación con los mercados para obtener rendimientos positivos en condiciones de mercado negativas.

En general, los fondos de inversión alternativos son productos no líquidos, con una opacidad considerable, ya que a menudo se desconocen las estrategias exactas que siguen y su composición.

Los fondos de inversión alternativos están destinados a inversores cualificados, a los que también se les exige una contribución inicial de 100.000 euros.

Los principales activos alternativos y fondos de inversión que podemos encontrar son los relacionados con la energía renovable, los activos inmobiliarios, el capital privado, los fondos de cobertura y los fondos de rendimiento absoluto:

  • Energía renovable: Son activos que cobran importancia en las inversiones alternativas. La gente es cada vez más consciente de la importancia del cambio climático y de este tipo de energía limpia.
  • Bienes inmuebles: Son activos muy consolidados en las carteras de los inversores privados e institucionales. Es importante señalar que este sector ha madurado, por lo que estamos encontrando algunas alternativas, como los albergues de estudiantes o las residencias de ancianos, que aprovechan las tendencias modernas como el envejecimiento de la población.
  • Inversión directa: Se trata de fondos que se basan en la adquisición de acciones de empresas que no cotizan en bolsa para utilizarlas como fuente de financiación y la capacidad del equipo directivo para ayudar a estas empresas a crecer. Este tipo de inversión se caracteriza por un horizonte a largo plazo y por la falta de liquidez.
  • Fondos de cobertura: son fondos que no tienen restricciones en cuanto a los tipos de activos, la diversificación o la deuda. Son productos no líquidos y generalmente tienen un alto riesgo debido a la discreción del gestor.
  • Reembolsos absolutos: También conocidos como reembolsos absolutos. Son fondos de inversión que suelen tener un claro propósito de rentabilidad con una volatilidad limitada. Estos fondos siguen diferentes estrategias, tomando posiciones relativas en activos tradicionales como la renta fija o las acciones, que proporcionan diversos grados de impacto en el mercado, siendo los más comunes “mercado de valores neutral”, “capital largo/corto”, “renta fija y monedas multiestratégicas”, etc.

Hay que tener en cuenta que estos fondos están regulados por las normas europeas de los OICVM (Directiva sobre los organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios), un marco normativo con requisitos de protección de los inversores.

Conoce todas las inversiones alternativas que puedes implementar en tu estrategia de inversión.

¿A quiénes van dirigidos los fondos de inversión alternativos?

Por regla general, los fondos de inversión alternativos se dirigen a un perfil de banca profesional o privada, lo que se debe a la complejidad de los productos y a las inversiones mínimas. Por otra parte, estos perfiles deben tener un horizonte temporal a largo plazo, ya que este tipo de inversión es ilíquido por naturaleza de 8 a 10 años.

Cada vez más clientes privados buscan este tipo de inversión ya que traen joyas a su cartera. Además, al ser productos no líquidos, no están sujetos a las fluctuaciones diarias debido a los acontecimientos del mercado.

Sin embargo, la recomendación es que este tipo de inversión no represente un alto porcentaje del total de la cartera, sino más bien una porción que no se utilice a largo plazo debido a la baja liquidez y el bajo riesgo.