Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Taiwan Semiconductor es el fabricante de semiconductores más grande del mundo y para ello utiliza 249 tipos diferentes de tecnologías para abastecer a 449 clientes diferentes en todo el mundo. Sus productos tienen una variedad de aplicaciones que abarcan varios segmentos como la Informática, comunicaciones, consumo, industrial y semiconductores standard siendo la parte de comunicaciones de la que obtiene el grueso de sus ingresos. A pesar de la dura competencia, tiene una cuota de mercado del 56%.

El grupo  ha estado a la vanguardia del diseño de chips desde su fundación en la década de 1980, y hoy produce chips para algunas de las empresas más grandes del mundo. Entre muchos otros, la compañía produce chips para Apple, Qualcomm, NVIDA, AMD, etc… Apple es el mayor cliente de la empresa, representando un quinto de las ventas, que superaron los 24.000 millones de dólares en el último año fiscal

Taiwan Semiconductor también es  la mayor empresa del TSE. Tiene una capitalización bursátil de 5.26B y un total de 5186 millones de acciones con un free float del 92,67%.

El chairman of the board es Morring Chang desde su fundación en 1986,  el cual ha tenido otros cargos importantes en empresas de reputado prestigio Texas   Instruments de la cual fue vice presidente o General Instruments Corp y Corporate Groups en las que ocupó el cargo de CEO.

DATOS PRINCIPALES

TSMC es una empresa que crece a doble dígito. Si observamos el crecimiento anual compuesto en los últimos 10 años de sus ventas vemos que está creciendo un 11% siendo cerca de un 14% si miramos los últimos 5 años. En beneficio neto también ha crecido en la misma métrica, siendo cerca de un 12% anualizado en los últimos 10 años.

ventas

El número de acciones se ha mantenido estable durante los últimos 8 años, habiendo varias recompras en los años anteriores lo cual es muy buena noticia ya que no genera dilución para el accionista. El beneficio por acción se ha visto incrementado casi un 16% anualizado en los últimos 5 años.

En cuanto al CAGR del EBITDA supera el 14% en los últimos 5 años, dato muy positivo para una empresa como esta, intensiva de capital y con unos niveles altos de depreciación y amortización.

Debido a este gran crecimiento la compañía ha pasado de tener 25 mil personas en plantilla en 2009 a más de 45 mil en 2016.

Durante la crisis anterior, como vemos en la gráfica de arriba, sus ventas se resintieron, llegando a bajar un 11% durante el año 2009, pero como también observamos rápidamente recuperaron e iniciaron un progresivo ascenso auspiciado por el auge de los teléfonos inteligentes. También durante ese año aumentaron de manera exponencial los receivables los cuales volvieron a la normalidad en años posteriores.

receivable

A la hora de ver el efectivo que realmente genera la empresa para su distribución debemos comparar el payout sobre beneficios con el payout sobre cash flow. El cash flow por acción de TSMC es de 34 TWD, lo cual es superior al dividendo pagado por acción de 6 TWD por lo que la empresa genera suficiente dinero para mantenerlo aun teniendo un payout superior tanto a la media del mercado como a la media del sector.

En el caso de la deuda, está más que controlada controlada como podemos ver a continuación

DE1

DE2

Presentando un balance bastante sólido

BAL

SALUD

Los indicadores que miden el riesgo de liquidez los pasa sobradamente, solo siendo preocupante si el Quick Ratio fuese inferior a 1 (lo que indicaría un pasivo circulante excesivamente alto). Que el Current Ratio sea superior a 1 también  nos indica que el activo corriente permite hacer frente a las deudas a corto plazo sin problemas. Al ser ligeramente superior a 2 también nos indica que probablemente la compañía no esté aprovechando el dinero que tiene en caja el cual pierde valor con el paso del tiempo, pero no es nada preocupante el resultado.

liquidez

En cuanto a los flujos de caja, observamos como el FCF es ascendente, salvo en 2016  aumentando en ese año el CAPEX. El gasto en CAPEX en este tipo de compañías es muy importante debido a la gran competitividad de la industria. TSMC estima que la tendencia de la fuerte demanda seguirá en aumento al menos durante los próximos 4 años.

Flujos

En lo que se refiere a rentabilidades, los gráficos hablan por sí solos, con un roce medio del 22,5% en los últimos 5 años, un ROA medio del 16% y un ROE medio del 14%, que comparándolo con otras empresas del sector es bastante más elevado

rent

COMPETIDORES

He realizado un pequeño grupo de control compuesto por las siguientes empresas: MediaTek Inc,  Melexis NV,  Micron Technology Inc., Skyworks Solutions Inc. y  NXP Semiconductors NV para hacer algunas medias comparativas.

Uno de los puntos fuertes de la compañía son los márgenes que maneja los cuales son bastante elevados y bastante por encima de la media de sus competidores, salvo en el año 2016.

Los márgenes brutos y netos  altos de la compañía sugieren una cartera diferenciada de productos y un control estricto de los costes operativos en relación con sus peers.

margenes

A la hora de valorar la empresa por múltiplos con otras del sector vemos que ateniéndonos al PER y al EV/EBITDA, la empresa se encuentra infravalorada en relación al grupo de control

Mientras que las ganancias son ciertamente importantes, es esencial saber cuánto se está pagando por el crecimiento de estas. Para ello se utiliza el PEG que da una imagen más completa de la valoración de una acción que el PER.

La proporción de PEG de Taiwan Semiconductor se sitúa en sólo 0,95, en comparación con el promedio de 1,84 de la industria. Esto sugiere una negociación decente y subvalorada en relación con su potencial de crecimiento de ganancias en este momento.

mul

Si en cambio utilizamos otros múltiplos como Price/Book o Price/Sales podemos ver cómo está ligeramente sobrevalorada

mul2

MARKET OUTLOOK Y CONCLUSIONES

A pesar de la crisis de 2008, el mercado de superconductores ha experimentado un crecimiento estimulante en los últimos años. Con el avance de la tecnología y las nuevas aplicaciones de los teléfonos móviles y electrónica de consumo, se espera que este crecimiento siga en aumento con un crecimiento positivo al menos hasta el 2020 a pesar de la intensa competencia, el coste y el ciclo de vida de los productos.

Durante la época que va de 1998 a 2008 la industria de los semiconductores fue la favorita de Wall Street con un crecimiento anual compuesto del 7% y un retorno total para los accionistas de casi 3 veces la media del mercado. Durante la crisis del 2008  sufrió una desaceleración  y mientras las ventas descendieron las compañías de semiconductores se enfrentaron a un aumento de jugadores a nivel global que jugaban un mayor papel en el diseño de los chips como Samsung y Apple. A partir de 2010 comenzaron a aprovechar el tirón de la comercialización masiva de teléfonos inteligentes llegando a representar más de un 50% de sus ingresos en algunos casos.

Mucho se preguntan hasta cuándo llegará la fiebre de estos dispositivos pero las empresas del sector se guardan un as en la manga. La nueva apuesta se orienta hacia la creciente demanda del internet de las cosas la cual podría abrir enormes oportunidades para el sector. Estamos hablando de aplicaciones inteligentes para el hogar que faciliten el automatizado de tareas como la iluminación o la calefacción, electrónica orientada al sector de la salud, automatización industrial, coches inteligentes, ciudades inteligentes, etc. Las aplicaciones pueden ser tan amplias como la imaginación humana.

En mi opinión, el mercado de los semiconductores aun está en un momento de crecimiento y a medida que avanzamos hacia un mundo totalmente conectado, el crecimiento puede ser exponencial. El único problema es que la competencia es enorme y cada vez más especializada por lo que el sector tenderá poco a poco a la concentración.

Como hemos visto TSMC es una empresa que crece a doble dígito, tiene la deuda totalmente controlada, unos márgenes superiores a los del sector y atendiendo a los múltiplos está infravalorada por el mercado, por lo que puede ser una buena oportunidad para entrar al sector.

Actualmente están fabricando el chip A11 con tecnología de 10 nm (ellos estiman que en la próxima década podrán fabricar procesadores de 2nm) que montará el iphone 8 (o como quieran llamarlo) y ya preparando para intentar conseguir un nuevo contrato con Apple que le lleve a  la fabricación del procesador que monte el Iphone 9, para lo que tendrá que luchar seguramente con Samsung. Los problemas que tuvo esta última con el Galaxy Note 7 la favorecieron porque la gente orientó más sus compras hacia la marca de la manzana, por lo que al tratarse de su mayor cliente, si Apple vende, TSMC gana.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Dejar respuesta